Desfalco

Desfalco con Tarjetas de Crédito

Esté atento de que al pagar con su tarjeta, ésta le sea devuelta inmediatamente, y en lo posible mantenga a la vista a quien está haciendo el comprobante (voucher) para evitar que la dupliquen.

Consejos para hacer compras en Internet

Para muchos consumidores el Internet ya sustituyó los viajes al centro comercial. Sin embargo, es importante señalar que ambos lugares comparten los mismos riesgos. Aunque en ocasiones esos riesgos podrían ser o un error de computadora o un mal servicio al cliente, en otros casos podría ser algo más serio, como caer víctima de un criminal cibernético.

La siguiente guía le ofrece consejos para que sus compras por Internet sean seguras.

  1. Haga sus compras en sitios seguros.

    ¿Cómo se pueden identificar los sitios seguros? Tales direcciones electrónicas utilizan tecnología que permite el intercambio de información codificada de computadora a computadora. De esa manera, datos como números de tarjeta de crédito, se transmiten de manera segura y lejos del alcance de criminales cibernéticos. Los únicos que pueden decodificar esa información son aquellos que tienen autorización.

    Cómo identificar un sitio seguro:

    • Vea la ventana donde se localiza la dirección electrónica del negocio. Ahí encontrará las letras “https://”. La “s” al final significa que el sitio es seguro, aunque en ocasiones la “s” sólo aparece en la página de pago.
    • Otra manera de saber si el sitio es seguro es observando un candado que se encuentra al pie de la página. Un candado abierto indica que lo más probable es que el sitio no es seguro.
    • El tercer indicador es una llave al pie de la página. Una llave entera significa un sitio seguro.

    Sin embargo, la seguridad de un sitio puede fallar si el negocio no codifica la información antes de archivarla. Usted debe de averiguar cuál es el caso antes de hacer una compra, ya que un hacker (invasor cibernético) podría obtener datos como el número de su tarjeta de crédito.

  2. Conozca bien el sitio bien antes de comprar.

    Procure hacer compras en sitios que usted ya conoce. De otra manera, investigue antes de comprar. Si decide hacerlo, pruebe primero con productos baratos para asegurarse de que el sitio es confiable.

    Por lo general, los negocios confiables publican en su sitio una dirección física y como mínimo un número de teléfono. Hable y trate de determinar si el comercio es legítimo. Haga preguntas. Pregunte cuál es la política sobre las devoluciones de mercancía. Averigüe si ofrecen reembolsos o si dan otro tipo de crédito. Trate de verificar la dirección de un negocio con la ayuda de algún amigo o miembro de familia que viva en la misma ciudad donde se localiza la compañía. Recuerde, cualquiera puede tener una página de Internet.

  3. Lea la política de privacidad y seguridad del sitio.

    Todo negocio electrónico confiable ofrece información sobre su transacción. Por lo general puede conocer esa información en una sección llamada “Privacy Policy”. Es ahí donde conocerá el destino de sus datos personales: ¿serán vendidos a una tercera persona o a un negocio afiliado? En el caso de que vendan, ¿se requiere a las compañías compradoras de no contactar a los consumidores? Si no, lo más probable es que usted recibirá correspondencia electrónica “spam” (masiva) o hasta mercadotecnia por correspondencia tradicional o llamadas por teléfono.

  4. ¿Cuál es el medio más seguro para hacer sus compras por Internet: tarjetas de crédito, débito, en efectivo o cheques?

    La manera más segura para hacer comprar por Internet es con una tarjeta de crédito, ya que de esa forma el consumidor está protegido por la ley federal Fair Credit Billing Act.

    Esta ley dicta que usted tiene el derecho de disputar compras ilícitas y que puede suspender sus pagos durante una investigación. En el caso de que se cometa fraude en su contra, su responsabilidad es sólo de $50 y raramente tiene que pagarlo. Asimismo, recomendamos que utilice sólo una tarjeta para las compras por Internet, ya que así podrá rastrear cualquier transacción sospechosa.

    El usar cheques durante una transacción por Internet lo hace vulnerable al fraude bancario. El uso de un cheque de caja (cashier´s check) o una orden de pago (money order) lo deja desprotegido.

    Evite utilizar tarjetas de débito porque, como los cheques, lo dejan vulnerable al fraude bancario. Su cuenta de cheques puede ser saqueada. Asimismo, las tarjetas de débito reciben menos protección federal.

  5. Proporcione la menor cantidad de información posible.

    Hay información clave, como su nombre y dirección, que se debe de proveer al comprar un producto por Internet. Sin embargo, es común que un negocio solicite más información. Le podrán preguntar sobre sus hábitos de recreación o sobre sus ingresos, información que se utiliza con fines comerciales, como para mandar correos electrónicos “spam” (masivo), correspondencia directa o llamadas telefónicas.

  6. Su contraseña es sólo para usted.

    La mayoría de los sitios confiables requieren al usuario  inscribirse al sitio (Log-in). Por lo general se requiere un alias y una contraseña. Jamás revele su contraseña a otra persona y cuando escoja una, no utilice combinaciones comunes como la fecha de un cumpleaños, el nombre soltero de su madre, los números de su licencia de manejar o de su Seguro Social. No utilice la misma contraseña en otros sistemas. Las contraseñas más seguras cuentan con 8 dígitos y combinan tanto números como letras.

  7. Verifique la dirección del sitio.

    En la parte superior de la página está un rectángulo que contiene una dirección electrónica (conocido en inglés como el URL o el Uniform Resource Locator). Verifique que usted está en el sitio deseado.

    Los criminales cibernéticos han creado sitios extremadamente parecidos a compañías confiables y conocidas. Estos sitos pueden engañar al consumidor y robarle los números de tarjetas de crédito para realizar compras en su nombre. Sin embargo, esto se puede evitar al verificar la dirección.

  8. Mantenga fotocopias de sus transacciones.

    Al terminar su orden debe de aparecer una página que resume su transacción. Recomendamos que se quede con una copia de ella. Además, imprima la página que contiene el nombre del negocio, la dirección, el número telefónico y los términos legales de su compra. Como precaución, recomendamos que archive esta información hasta que termine el periodo de garantía del producto.

  9. Conozca los procesos de entrega por correo.

    La ley requiere a todos los negocios cumplir con la fecha de entrega del producto de acuerdo a los términos de su propia publicidad. Si no se acordó en un tiempo específico, el negocio debe de despachar el producto en menos de 30 días o darle a usted una opción llamada “Option Notice”. Esta opción le ofrece la oportunidad de cancelar su orden y recibir un reembolso o estar de acuerdo con el retraso.

    Aquí presentamos algunas preguntas clave que debe de considerar antes de ordenar un producto:

    • ¿Existen restricciones de entrega geográficas o de algún otro tipo?
    • ¿Hay otras opciones de entrega?
    • ¿Quién pagará por los costos del correo?
    • ¿Existe algún tipo de seguro para la entrega del producto?
    • ¿Cuáles son los costos de entrega? ¿Son justos?
  10. Conozca los procedimientos de reembolso, cancelación y quejas.

    Es un hecho que el consumidor a veces se ve obligado de devolver la mercancía. Verifique las políticas de cancelación y reembolso del negocio.

    • ¿Quién paga por los costos del correo?
    • ¿Existe algún tiempo límite para cancelar o devolver la mercancía?
    • ¿Existe alguna multa por las devoluciones?
    • En el caso de devolver el producto, ¿recibirá crédito de tienda o un reembolso directo a su tarjeta de crédito? Si recibe crédito de tienda, pregunte si existe una fecha límite para usarlo.

    El hecho de que un negocio opere por Internet no significa que usted debe de recibir un mal servicio. Esto aplica específicamente si usted va a comprar un producto que necesitará de algún tipo de servicio o mantenimiento en el futuro.

    • ¿Hay un contacto para reportar quejas?
    • ¿Cuánto tiempo tiene operando la compañía?
    • ¿Estarán en servicio cuando los necesite?
    • ¿Existe alguna otra opción más práctica para que su producto reciba el servicio que necesita?
    • ¿Existe alguna garantía para el producto y quién responderá por ella?
    • ¿Cuáles son los límites de su garantía y bajo qué circunstancias puede ejercerla?
  11. Use su intuición.

    Evalúe el sitio. Hay algunas ofertas que son demasiadas buenas para ser realidad.

    • ¿Hay algo que usted cuestiona en la publicidad de un producto o negocio?
    • ¿Están demasiado bajos los precios?
    • ¿Es un negocio nuevo?
    • ¿El sitio tiene demasiados errores ortográficos y gramaticales?
    • ¿Nadie contesta el teléfono de la empresa?
    • Un negocio que no provee una dirección postal o física puede ser una señal de precaución.

    Si usted tiene alguna sospecha del negocio, no dude en hacer sus compras en otro sitio.

  12. Protéjase del robo de identidad.

    El comercio electrónico indudablemente incrementará los casos de robo de identidad. Hoy en día los delincuentes acuden a tácticas sencillas para robar la identidad de sus víctimas, buscando entre los tambos de basura, robando correspondencia y hasta números de Seguro Social de los archivos de empleadores. Sin embargo, ahora acuden frecuentemente al Internet para abrir tarjetas de crédito y hacer sus compras en nombre de sus víctimas.

    Los mismos consejos para evitar éstos tipos de robo deben de considerarse para el Internet. Pero lo más importante es que usted se familiarice con el negocio y que utilice sólo una tarjeta de crédito.

    Recomendamos que verifique sus balances durante varios meses después de comprar por Internet. Esté alerta de transacciones que usted no realizó y reporte cualquier anomalía a la compañía de su tarjeta de crédito.